Tus clientes son parte de tu marca. Gestiónalos

Cuando pensamos en gestionar nuestra marca, muchas veces pensamos en los elementos gráficos o de comunicación, olvidando que nuestra marca está en todos y cada uno de los mensajes que nuestra empresa envía (consciente o inconscientemente). Son lo que llamamos los puntos de contacto. En un artículo anterior ya hablamos sobre cómo nuestros trabajadores son un elemento muy importante para nuestra imagen de marca “puedes leerlo aquí”.

En este ocasión, vamos a hablar de otro gran olvidado: LOS CLIENTES

No es que tengamos olvidados a los clientes, ya sé que pensamos en ellos continuamente ¿Cómo llegar a más clientes? ¿Cómo mejorar el servicio que doy a mis clientes? ¿Qué puedo ofrecerles novedoso?… pero rara vez pensamos ¿Cómo pueden ayudarme mis clientes a mejorar mi posicionamiento de marca? ¿A que no lo habías visto desde esta perspectiva? Pues sí, tus clientes pueden ayudarte, y mucho, a mejorar tu marca.

Y todo nace de dos verdades que todos sabemos:

 

1-En un porcentaje altísimo de casos, compramos por recomendación

2-Nos fiamos más de las opiniones de un tercero sobre un producto / servicio que de lo que nos cuenta la empresa que lo vende.

 

Nuestros clientes, si han tenido una experiencia positiva, nos recomendarán y conseguiremos un nuevo cliente. Esto ocurre en muchas ocasiones y es el camino más fácil y directo, pero hay otras cosas que podemos hacer para “rentabilizar” un cliente.

 

1- ¿Para quién trabajas?

Si dentro de tu cartera de clientes tienes empresas grandes, instituciones o empresas líderes en su sector, tienes un activo que debes gestionar.

El saber que una empresa trabaja para X, instantáneamente la sitúa en el mapa y puede ser un aval de garantía o, al menos, de confianza.

Si este es tu caso y tienes clientes que son relevantes en tu sector, debes comunicarlo. Como en todo lo relacionado con la marca, no vale con serlo, además hay que parecerlo.

Dedica un espacio en tu web para nombrar las empresas más importantes para las que trabajas.

Incluye un apartado con ellas en tus propuestas comerciales.

Menciónalos cuando hables de tu empresa “ Hago tal y tal para empresas como…”

 

Imagen 4

 

2-Opiniones / recomendaciones

Si tienes clientes satisfechos ¿Por qué no pedirles que te recomienden? Puede dar un poco de vergüenza, pero seguro que ellos están encantados de hacerlo.

Una recomendación en Linkedin, por ejemplo, es fácil y completa muy positívamente tu perfil. Habla mejor de tí la opinión de un cliente que todos los títulos que puedas acreditar.

Depende cual sea tu sector, también puede ser interesante incluir opiniones de tus clientes en tu web de empresa. ¿No es lo que más miramos a la hora de reservar hoteles? Seguro que a ti también puede ayudarte.

Si alguien te recomienda, tienes que comunicarlo. Su valor no es sólo la ayuda para conseguir el nuevo cliente, sino la evidencia de que tienes un cliente muy satisfecho.

Imagen 6

Imagen 5

 

3-Prescriptores

Ya hemos dicho que un cliente feliz es el mejor embajador de marca que podemos tener. Está muy bien que nuestros clientes se conviertan en prescriptores, pero también podemos formularlo desde el otro lado.

¿Quién sería nuestro cliente soñado cuya recomendación nos ayudaría a introducirnos en el mercado X, o que nos haría llegar a muchas personas que aún no conocen nuestra marca, o que avalaría nuestro posicionamiento? Identificar qué tipo de cliente nos ayudaría en nuestros objetivos de marca es el primer paso para tratar de conseguirlos.

snickers_twitter_ads

Seguro que ninguno de estos puntos te resultan extraños, y posiblemente, ya hagas alguna de estas cuestiones, pero a lo mejor no te habías parado a pensar en que tus clientes son un activo de marca y, cómo tal, hay que gestionarlos. Tenemos que analizar la situación de nuestra cartera de clientes y ver cual es la estrategia más recomendable para “rentabilizar” a nuestros clientes felices.

 

Querido cliente que estás leyendo este post, puedes recomendar mi trabajo siempre que quieras ☺) en persona, en Linkedin… y a los que no sois clientes, podéis compartir este artículo, que es otra forma de recomendarme!

 

 

Published by: MARINA GOÑI in Sin categoría

Leave a Reply