Las 3 claves para elegir el color de tu marca

En muchas ocasiones, amigos o alumnos me preguntan cosas del tipo: Mi logo es de color X, ¿Es buena opción? La respuesta siempre es algo del tipo: Sí, no, o todo lo contrario. No es que no les quiera ayudar, es que no sé la respuesta.

El color, como todos los aspectos de una marca, debe responder a unas características únicas de la empresa en concreto. Sin conocer estas singularidades, es imposible que hagamos un juicio de valor más allá de nuestros gustos personales.

A pesar de no haber reglas fijas, no todas las elecciones cromáticas son igual de buenas. Hay marcas en las que el color es un elemento clave de diferenciación (por ejemplo, los chocolates Milka) y otras en las que el color no ha conseguido crear una identidad única. Lo que sí está claro es que el color es importante, y hacer una buena elección aún más.

Una encuesta reciente ha demostrado que las personas tardamos menos de 90 segundos en juzgar un producto y nuestra impresión está basada en el color al 70%.

milka

Para una buena elección de color, tenemos tres claves que nos pueden ayudar a pensar.

 

1-Transmitir

Los colores transmiten sensaciones, es algo que todos sabemos. Lo interesante es saber qué es lo que queremos comunicar. No debemos fijarnos en el sector, si no en nuestros propios valores de empresa. Muchas veces, nos centramos en el qué hacemos, en lugar de en el cómo lo hacemos, y esto es lo que realmente importa.

El “qué” podría ser vender pizzas. No tiene nada que ver Telepizza, con un restaurante casero en la Toscana ¿a que no? Pues lógicamente, lo que deben transmitir son cosas diferentes. Telepizza utiliza el rojo, un color potente que llama la atención, que se asocia a la comida rápida y al movimiento. El restaurante familiar nos lo podríamos imaginar en colores tierras, tranquilos y relacionados con lo manual y las materias primas.

colores_marca

 

2 Diferenciación

Atendiendo solo al ¿qué?, todas las empresas relacionadas con la naturaleza, jardinería, vida saludable… serían verdes. Es la elección más fácil, pero usaríamos el mismo color que el resto y nuestra identidad sería poco diferenciadora.

Si solo importará el qué, Iberdrola no sería verde y tendría un color relacionado con la energia, y Pinterest sería azul, como Facebook, Twitter, Linkedin y Skype.

Debemos analizar a la competencia y sobre todo a las empresas líderes de nuestro sector. Si un color ya se asocia claramente con otra empresa competidora, deberíamos alejarnos de ese color todo lo posible.

 

colapesi

 

3 Interpretaciones culturales

Hemos dicho que los colores comunican y, muchas veces, lo que nos transmiten está fuertemente relacionado con un contexto cultural concreto. Debemos tener cuidado con esto si nuestra empresa tiene intención de internacionalizarse, o si nuestros clientes son de varias culturas. Por ejemplo, el blanco, que en occidente relacionamos con la pureza y la paz, es asociado a la muerte en algunas partes de Asia.

En China el color amarillo es sagrado ya que solo el emperador vestía de amarillo. En los Estados Unidos, decirle a una persona “You are yellow” (eres amarillo) es lo mismo que decir que esa persona es cobarde.

En Wall Street, los americanos representan con el color verde las alzas en las acciones, mientras que, en Asia, el verde en estos casos representa una caída de los precios de las cotizaciones. Por lo que el verde no sería una buena opción para alguien que se dedique a la bolsa en Asía.

El color es un arma muy potente para nuestra marca, así que debemos sacarle el máximo partido.

 

[quote align="center" color="#666"]"El color debe ser pensado, soñado, imaginado"

Henri Matisse[/quote]

Published by: MARINA GOÑI in Sin categoría

Leave a Reply